Retirada

junio 27, 2009

Terminé ya el curso y me preparo para regresar a México. Ha sido una experiencia muy grata y espero poder repetirla algún día.

Los chavos salieron bien, como en cualquier lugar. Dos de ellos son excepcionalmente buenos (también, como en cualquier lugar), ojalá se logren.

El programa va con fuerza y creo que en una dirección adecuada. Ahora falta que exista la suficiente paciencia y entendimiento por parte de las autoridades para que siga adelante. Es importante que entiendan que los frutos se recogerán después, no de manera inmediata. Quizá a ellos no les toque verlo, y por lo tanto presumirlo. Así es y ni modo. De ellos dependerá.

Espero sigan visitando este espacio en el que intentaré seguir platicando de ciencia en general y otras cosas relacionadas. Es muy agradable ver la respuesta que he tenido en estas últimas semanas y los invito a que sigan participando con comentarios, sugerencias, dudas, etc. Si hay algo que les gustaría ver discutido aquí háganmelo saber.

Gracias…


Still got it!

junio 19, 2009

Pos no pude vencer la tentación y regresé al billar con la sucia intención de coyotear. Llegando pedí una mesa para mi solo y empecé a darle a las bolas (eso de pedir consistió en apuntar a la mesa y hacer gestos, porque sabrá la chin… cómo se pide la mesa en vietnamita!).

Este billar es un lugar a donde no van turistas. Es un típico billar perdido en el barrio con barra de hielo en el mingitorio, caras oscuras, tipos descamisados de ojos vidriosos, olores interesantes y un aire pesado. Ya se han de imaginar la curiosidad que causé al entrar con mis bermudas y sombrero de explorador (esto era parte de mi plan, por supuesto).

Pasaron no menos de 15 minutos cuando unos tipos se acercaron a la mesa. Recuerden que ellos no juegan a 3 bandas, así que cuando veían mis intentos fallidos, no entendían porqué había tirado de esa manera, ya que hubiera sido mucho más sencillo tirar a simplemente pegarle a las dos bolas. Esto funcionó en ventaja mía, como verán.

Completamente ajeno a sus presencias (yeah right) seguí jugando disque ignorándolos. Pasaron otros 5 minutos y en un inglés bastante entendible me dijo uno de ellos

– ¿esperas a tu amigo?

a lo que respondí afirmativamente (mintiendo).

– ¿tu amigo es extranjero o vietnamita?

– Vietnamita,

contesté rápidamente. Y luego, despistadamente me dice

– debiste haber tirado por acá ,

a lo que asentí con cara de ¿ah si verdad? Luego, voltee a mirar la mesa de a lado, y con cara de incredulidad le dije

– oye, cuentan las carambolas aunque no sean 3 bandas ¿verdad?

Me dijo que si.

– Pero es más interesante si se hacen de tres – le dije mamonamente.

Unos minutos de silencio, varios intentos fallidos de mi parte y luego escucho la pregunta

– ¿qué, jugamos?

pensé unos milisegundos y contesté

– ¿de a cuánto?

Me cae que fue casi instintivo! Se sonrió, como pensando que yo estaba bromeando. Al ver que no, me dijo

– pues de a 100 (100,000 dong que son como 6 dólares)

– Ya estás, pero de a tres bandas!

Empezó el primer partido. Decidimos que sería a 10 carambolas y le cedí el comienzo. Nada, no pudo hacer la primera y entonces llegó mi turno. Fallé. Así seguimos por unos turnos y empecé a sacar carambolas. Íbamos 4 a 0 (a mi favor) y algo me decía (me recordaba) que no, que no ganara. Por fin sacó una carambola, luego 2 y 3. Yo logré otras 2 y dejé que me empatara. Tardo un rato. Llegamos a 8 a 6 a su favor y lo empaté. Me esperé y ganó el primer partido. Perfecto, todo va como lo planeamos (maldito desgraciado! pero ni modo, así es ésto).

– ¿Qué, jugamos otro?

pregunté hipócritamente.

– Seguro, si tú quieres.

– Pos si quiero

10 a 2 y recuperé mis 100,000 dong. No habiamos terminado de intercambiar el billete cuando como dulce a los oídos escucho

– ¿qué, le seguimos?

– Seguro, si tú quieres!

10 a 1 y gané mis primeros 100,000 dong.

– ¿el último? –

– sale, el último –

200,000 dong de ganancia.

No cabe duda de que las malas mañas funcionan en todos lados!


Profit opportunity

junio 18, 2009

El billar, también conocido como billar francés o carambola, consiste en una mesa (sin hoyos, por supuesto) y tres bolas (de marfil originalmente, pero por escaseo de elefantes se hacen ahora con plásticos y resinas), una blanca, otra amarilla (o blanca pero con un par de puntos rojos para diferenciarla de la otra) y una roja. Hay dos jugadores a quienes les toca una bola (de las blancas o blanca o amarilla, obviamente). El propósito es realizar “carambolas”, es decir, cada jugador debe ser capaz de, utilizando el “taco”, pegarle a su pelota para que ésta luego le pegue a las otras dos pero con una condición: la pelota del jugador debe de tocar TRES bandas como mínimo. Existen varias posibles combinaciones, por ejemplo la pelota del jugador puede pegar tres bandas y luego impactar a las otras dos, o puede tocar una banda, golpear una de las pelotas, luego dos bandas y la tercera. Puede desde luego tocar 4 o más bandas, 3 es el mínimo.

Ayer fui a jugar a un club de billar en Hue. Estos tipos han mandado las reglas por un tubo y no les importa el número de bandas!! Con que le peguen a las dos pelotas es suficiente. ¿Se imaginan lo que alguien mínimamente experimentado en billar (con el reglamento oficial) puede hacer en esta versión sub-infantil? Recordando tiempos pasados en los que el billar me permitió subsistir un año de la licenciatura, se me ocurrió de inmediato una manera eficiente y segura de hacer un buen profit en Vietnam.


Revolucionario….

junio 16, 2009

Sin muchas novedades por acá. He seguido dando el curso y toda va bien. Con la bicicleta he explorado algunas partes de la ciudad y cada día me gusta más. Hace una semana compré un sombrero para cubrirme del sol. Conseguí un típico sombrero de explorador, nada fuera de lo común. Pues resulta que ese sombrero tuvo una función extra, incentivó a algunos estudiantes a ponerme un apodo.

Alguna vez les platiqué (respondiendo a su inquietud) la razón que me hizo venir a Vietnam. Les platiqué de México y de Colima y de cómo había decidido regresar a México para tratar de incidir en el desarrollo científico del país. Les platiqué de que llegamos a Colima a crear los programas y todo ese rollo. Al final les dije que de cierta manera el venir a Vietnam en este momento era algo similar. Que me había enterado de que se estaba formando un nuevo proyecto y que el tener la oportunidad de contribuir me atraía demasiado.

Recuerden que Vietnam es socialista. Cuando les platiqué todo este rollo me dijeron que tenía alma de revolucionario y no se que tantas otras flores me echaron. Bueno, pues una vez que me vieron con el sombrero, después de reirse efusivamente, me empezaron a decir Che Guevara: por revolucionario y por hablar español!! (seguramente también por la barba, pero eso no me lo dijeron). Así que ahí tienen, mi primer apodo vietnamita. Claro está que de seguro me han puesto otros apodos con anterioridad, pero esos no me los han dicho (ni quiero saberlos).


Fotos

junio 13, 2009

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16


A caray, ¿eso lo dije … o lo pensé?

junio 10, 2009

Pues ahí tienen que se llevó a cabo la reunión con algunos de los “gallones” de por acá. Estuvieron presentes algunos rectores, miembros del partido, administradores de diferentes instancias y profesores. Después de una suculenta introducción por parte del encargado del programa y del “jefe” local, el primero en hablar fue PQ. Describió el programa y habló un poco sobre la historia del mismo. Luego se concentró en informar sobre las recomendaciones e impresiones que los investigadores que han venido a participar le dieron en su momento. Habló como media hora. Posteriormente el “maestro de ceremonias” dedico unas breves palabras de agradecimiento al PQ y luego, sin más preámbulo, me presentó ante la audiencia para que tomara la palabra: – a continuación tendremos la participación del ilustre, magnífico, recontra super especial el Dr. profesorísimo Alfredo Aranda – uta, también en eso se parecen a nosotros, más rolleros!!!

Después de semejante presentación (aguantándome la risa, por supuesto) puse cara de consternación (para verme más chingón) y empeza a berrear. Les platiqué de Colima y de mis primeras impresiones con los estudiantes de Hue. Luego me enfoqué a enfatizar la importancia de la investigación, etc. etc. Duré 15 minutos. Desee ser breve. Aplausos, chiflidos (no es cierto), sonrisas, euforia total. Vinieron algunas preguntas, todas fáciles de responder, y ya.

Contento entonces de haber impactado de manera sobresaliente a mi audiencia, me senté y esperé a que clausuraran el evento. Oh, sorpresa. ¡Habría más!

Aprovechando la oportunidad de tener entre ellos a tan ilustres académicos, un grupo de profesores fueron “instruídos” en presentarnos unos trabajos que han estado realizando. Estas personas estudiaron algo de física alguna vez en sus vidas y luego se dedicaron a dar clases. Últimamente han sentido un poco de “presión” ya que se han tenido que poner a trabajar para estar “al corriente”. En fin, que puro rollo. Empezaron a hablarnos sobre los aspectos importantes que se utilizan para dar sus cursos, que si este tema es importante, que si las tareas representan el 20% o el 25%, que se utiliza el proyector o el pizarrón o los dos, ya saben, puras cosas “interesantes”. Algo que se me hizo cotorrón es que una chava peda-goga se puso a dar una charla de cómo se debe dar una clase de física moderna. Al principio me dije, uta, esa es la clase que estoy dando, a lo mejor aquí aprendo a darla bien!! (yeah, rigth). Pos no me lo van a creer, pero me sorprendió. Esta chava se llevó mis “lectures” y dijo que así se debía dar la clase!! No ma… se puso a ver la estructura de mis clases y le puso nombre a todo: – aquí se ve claramente que se está utilizando este y aquel sistema, esto es super importante porque permite que los estudiantes blah blah blah… – Fue surreal. Nunca imaginé que pudieran sacar tanto rollo de mis clases, ah, y que resultara que están magistralmente adecuadas a no se que pin… sistema pedagógico. Que si la interactividad, que si el reconocimiento de retención, que si la diversidad Y diferenciación de estrategia discursiva (y cognitiva), que si la chin…ada!!!

Precioso entonces. Pero la mejor parte, la que recuerdo con más cariño, es cuando después de que terminaron de dar sus charlas y explicar sus ideas (a lo cual yo ya casi estaba en modo automático, pensando en otras cosas), de repente escucho una voz suave y penetrante – entonces Dr. Aranda, ¿estamos haciendo lo correcto? ¿qué opina? –

pos por mi se la pueden arrancar – a caray, ¿eso lo dije o lo pensé? !!!! Uta, creo que nada más lo pensé, uffff. A salvo entonces de tan dramático desenlace, recuperé la calma y dije, sereno – Lo indispensable, lo básico para que esto funcione, no son las clases, sino la investigación. Nadie aprende física con clases, nadie aprende a ser científico en un aula (con o sin proyector, con o sin buena dicción por parte del cuate enfrente, con o sin pasar lista). Se necesita que incorporen a los estudiantes en proyectos de investigación, que los estudiantes sean colegas. No importa que tan grande o pequeña sea su contribución, lo importante es que participen en el proceso. Sólo así van a poder formar científicos. Claro, si eso es lo que quieren!

Uta, aplausos, silvidos (otra vez, no es cierto), cantos, rosas al aire, etc. Y ahora si, finalmente la clausura, seguida cómo no, de una suculenta cena con su debida y moderada dosis de alcohol. Un éxito.


Sor …. presa!

junio 9, 2009

En una entrada anterior les platiqué cómo estuvo que me invitaron a Vietnam. Resulta que un cuate se enteró del proyecto que estamos desarrollando en Colima con las licenciaturas en física y matemáticas y le llamó la atención, ya que en Vietnam están haciendo algo similar. En particular les interesó el formato de las carreras y la forma en que se realizan las contrataciones.

Pos resulta que me acaban de avisar que mañana miércoles tengo que dar una presentación a los jefes de la universidad de Hue y del ministerio de educación sobre nuestro proyecto! Les ha llamado mucho la atención el énfasis que estamos poniendo en la relación investigación-educación, o más bien, que dentro de las áreas científicas, no debe haber diferencia entre ambas, y los jefes están interesados en saber qué estamos haciendo y cómo lo estamos haciendo.

Lo único que me preocupa es que es una reunión super formal con rectores y miembros del partido, y, como de costumbre, nada más traigo unos jeans y bermudas! Ahi les cuento cómo estuvo……