Primera impresión

mayo 31, 2009

Después de un día entero de viaje por fin llegué a Hue. Por supuesto, saliendo del aeropuerto nos fuimos a cenar y a chelear (tomar unas aguas frescas de cebada).

Desde que llegué al aeropuerto de Hanoi me sentí como en casa. Un verdadero desmadre. Rico, sabroso. Humo de cigarrro justo enfrente de los letreros de no fumar, raza gritando nomás por que sí, gente riendo y apuntando (o sea riéndose de mi y apuntándome), etc. Si, como en casa, pero un poco más de tiempo y surgen también las diferencias. El lugar (aunque no he tenido mucha oportunidad de explorar todavía) es impresionante. Las calles están completamente llenas de ciclistas y motocilistas que van en cualquier dirección y sin ningún señalamiento. Los coches van entre las motocicletas zigzagueando y pitando cada 5 segundos avisando su presencia. Es extraordinario. Mi primera misión es conseguir una bicicleta para ir del hotel en donde me hospedaron a la universidad, de verdad quiero tener esa experiencia. Si sobrevivo les platicaré cómo estuvo! (no le digan a Guille).

La cena! uta, que cena. No se que comí. Delicioso. Bueno, entre las cosas había caracoles, no se que tipo de pescados, unas costillitas riquísimas, vegetales extraños y unos pin… chiles que me hicieron llorar. Lo demás nunca supe que fue. Pregunté, me explicaron, no entendí. Delicioso.

Espero pronto poner fotografías. Por el momento es todo, nos vemos pronto……